TENGO UN HILITO DORADO



Tengo un hilito dorado con lucecitas blancas e intermitentes.

Mi hilito dorado emite luz ininterrumpidamente, aunque a veces se han tensado tanto los respiros que casi se me rompe,

y entonces se apaga,

y yo con él.

Tengo un hilito dorado que viene de mi verdad y hacía ella se dirige.

Como la energía solar generadora de luz, tengo yo mi hilito dorado.

Un hilito que une cada instante de mis vidas, de mis dolores, mis tristezas y mis alegrías.

Un hilito que contiene la corriente eléctrica de mi ser, mi energía, mi alma.

…corriente de vida…

Mi hilito dorado genera luz intermitente e ininterrumpidamente, aunque a veces parece que se apague, a veces alumbra muy sutilmente, a veces casi ni brilla, a veces parece cubierta por una cortina, velo carmesí y a veces parece estar enterrado bajo tierra, pero mi hilito dorado con lucecitas siempre está.

Siempre.

Con mi hilito dorado de lucecitas blancas hoy voy a tejer la crisálida para albergar mis cuerpos.



Noviembre 2020


TaT

61 vistas