O

A

CASOS A PARTE

...

Me ha gustado siempre escridibujar cartas, tanto como recibirlas. Escridibujar, mandar y recibir cartas fue un proceso que recuerdo con mucho cariño y nostalgia, durante muchos años la carta me dio la oportunidad de acceder a un estado de comunicación paralelo al verbal, más verdadero, más íntimo, pausado, sincero y poderoso. En el momento en que las tecnologías se adentraron en las vías de comunicación humana y transformaron para siempre tiempos y distancias, poco a poco dejé de mandar y recibir cartas. Hoy y gracias a ese nuevo estado paralelo estoy feliz de poder tener este espacio donde publicar escritos aún sin saber hasta dónde van a llegar no quien los vaya a leer. Los comparto a cada luna y si acaso llegaran a ti y sintieras el impulso de escribirme, estaré encantada de leerte.

1
2